Seleccionar página

Cemento Pulido

El cemento pulido no es un pavimento continuo, es un pavimento de hormigón que ha sido acabado con una capa de cemento coloreado, generalmente de unos 7cm de grosor. Es aplicado en capas de diferente calidad, armado con mallazo y con agregados de aditivos endurecedores que le proporcionan resistencia al impacto y la abrasión.

Generalmente es usado en almacenes, suelos industriales, aparcamientos y grandes centros. El resultado es un revestimiento de gran resistencia a la compresión y débil a la tracción, por ello es que se precisa la creación de juntas cada una superficie no superior a los 20 metros cuadrados. Por tanto, cada 4 o 5 metros dispondremos de un suelo con una junta de retracción.